TODOFITNESS.COM Basset Sport Wear
       
  Nutrición
  Kinesiología
  Entrenamiento
  Articulo de la     Semana
  Novedades
  Registrate     Ahora!!!
  Datitos de     Interés
  Comida Sana
  Tu Web Site
 
 

EJERCICIO FISICO Y OBESIDAD

La prevalencia de obesidad ha alcanzado proporciones epidémicas en varios países del mundo. Existen una mezcla de factores genéticos, de comportamiento y ambientales que no son del todo bien conocidos.
Los EEUU están en el medio de una alarmante epidemia de obesidad y de inactividad física. Juntas estas 2 tendencias contribuyen a más de 300.000 muertes por cáncer, ataques cardíacos y diabetes cada año. Sólo el tabaco los supera con 418.000 muertes. La reducción del gasto energético asociado con la inactividad física traído por la automatización tecnológica y la urbanización, los cambios en el trabajo y el medio ambiente han sido dramáticos en la segunda mitad del siglo pasado.

En contraste con esto, el gasto energético de las actividades recreativas y del tiempo libre se han incrementado discretamente pero no lo suficiente para enfrentar y compensar los cambios aludidos.
Tradicionalmente se ha enfocado el manejo del sobrepeso y la obesidad casi exclusivamente mediante la construcción de dietas específicamente diseñadas, hoy este enfoque ha variado considerándose al ejercicio físico como un factor significativo en el tratamiento y, sobre todo en el mantenimiento, sin menospreciar el valor de la dieta aunque restándole la importancia única que le fue atribuída casi con tanta relevancia en tiempos pasados.
El incremento en la prevalencia del sobrepeso y la obesidad en las últimas décadas ha sido pensado como resultado de las siguientes circunstancias tomando en cuenta que el genotipo humano poco ha cambiado en las pasadas 2-3 décadas (cuadro 1):

Factores que contribuyen a la Prevalencia de Obesidad
Hipótesis

1- una larga proporción de la población que consume más calorías
que individuos de generaciones pasadas sin un cambio en el gasto

2- un gran número de personas tiene un exagerado y anormalmente
bajo gasto energético pese a una ingesta calórica normal

3- otros aún teniendo una ingesta calórica baja en comparación con
generaciones pasadas tienen, en promedio, gastos aún menores.

El nivel de actividad física parece ser, hoy, un mejor predictor de la ganancia de peso que la cantidad de grasas o calorías incorporadas con la dieta. La epidemia estaría determinada, entonces, por una reducción de la actividad física asociada con el modo y estilo de vida más sedentario que nos impone la sociedad moderna. No estaría relacionada con la tasa metabólica de reposo ni con la termogénesis inducida por la dieta.
En otro orden se conoce que este sesgo epidémico puede ser prevenido o modificado porque parece ser que la injerencia de la herencia de obesidad o de contenido de grasa corporal es sólo moderada ya que la prevalencia de sobrepeso y obesidad ha ido incrementandose y lo seguirá haciendo y todo ello en un periodo demasiado corto para ser pensado como cambios en la frecuencia de los genes o la susceptibilidad de los allelos.

Estudios en gemelos demostraron que la dieta y el hábito activo están por encima de las determinaciones impuestas por el genotipo. Por lo tanto un estilo de vida activo es una piedra fundamental en la estrategia de prevención, mas aún hay razones para creer que el balance energético será más fácil de obtener si se asocia una dieta restringida en grasas ya que, en particular el balance entre ingestión y oxidación lipídica, se hace más difícil cuando la dieta diaria es alta en grasas.

También es conocido el estudio de los Pima Indians quienes, viviendo en Arizona tienen un nivel de obesidad y diabetes tipo II de los más altos del mundo, no así viviendo en México, esto sugiere fuertemente que el medio ambiente y el estilo de vida tienen el más alto impacto sobre el peso corporal relacionado a la altura.
Cuáles son las herramientas para el control de la epidemia (cuadro 2):

Obesidad
Herramientas para el control de la epidemia

1- promover la dieta regular y sana
2- evitar los snacks de alto valor calórico
3- tomar agua en lugar de bebidas con contenido energético
4- reducir la grasa de la dieta a no más del 30% del total calórico
5- reducir el tiempo de ver televisión
6- caminar más y participar más en deportes y en actividades
recreativas que consuman energía


Parece muy simple modificar la tendencia epidémica, sin embargo uno debiera cambiar el curso de las naciones que progresivamente se vuelven más confortables con un estilo de vida sin esfuerzo debido al desarrollo tecno y un consumo casi ilimitado. En síntesis el crecimiento del sobrepeso y la obesidad aparece como un efecto colateral de la modernización a la vez que una tendencia natural de nuestra especie.
Finalmente todo recae en el balance calórico y es ahí donde por largo tiempo equivocamos el camino apuntando hacia el estudio del numerador de la ecuación del balance calórico mientras que ahora potenciaremos la optimización del denominador,
o sea el gasto (cuadro 3).


¡Un incremento sostenido y regular del gasto energético de 200 kcal/día mediante la actividad física podría reducir el peso corporal en alrededor de 5 kg en un período de 6 meses a 1 año asumiendo que no haya aumento del aporte a través de la dieta!

Desafortunadamente cualquier pérdida de peso intentada por una actividad física moderada es fácilmente reversible y compensada por pequeñas cantidades de comida.
Otro tema interesante es el rol que tiene el fitness (aptitud física) y su mantenimiento en la atenuación de la ganancia de peso que sobreviene con la edad y, más importante aún, los beneficios atinentes a las comorbilidades. En la mayoría de los estudios observacionales la sóla intervención de la actividad física induce modestas pero consistentes pérdidas de peso, iguales o menores a las de dieta sóla que, por otra parte, no demuestra ser tan consistente en el tiempo, aunque menores que las provocadas por intervenciones en las 2 variables, dieta y ejercicio.
Pareciera que la implementación del ejercicio brinda una mejor y más fuerte asociación con los que pueden mantener su pérdida de peso a largo plazo.


Población de niños y adolescentes: en el último congreso mundial se ha puesto un especial énfasis en controlar la prevalencia de obesidad en niños ya que hay cifras alarmantes que superan el 30% de la población en países como Italia y Francia y, dado que este estado condiciona la obesidad en la adultez, la prevención es muy necesaria. Sin embargo mientras que los efectos del ejercicio en niños tienen escaso efecto en el peso total, sí promueven un cambio en la composición de las masas corporales y en el hábito futuro modificando favorablemente el riesgo cardiovascular y, por ende, el pronóstico.

Embarazadas: No hay muchos estudios en esta área pero pareciera que aquellas que permanecen activas durante el embarazo muestran tasas menores de ganancia de peso y de acumulación de grasa. Más aún las mujeres inactivas durante sus embarazos retienen más de la ganancia de peso que éste les produjo después del mismo. La evidencia sugiere que la actividad física en el embarazo constituye una avenida importante en el futuro de la prevención de la obesidad en la mujer.

Adultos mayores: este es un tema interesante ya que hay varios trabajos que han intentado revertir la depleción progresiva de la masa muscular y el aumento de la masa grasa que aparece en personas de más de 55 años. Lo que está bien demostrado es que la implementación de programas basados en ejercicios de resistencia son mejores para aumentar la masa muscular y reducir, a la inversa, la masa grasa que la implementación de ejercicios aeróbicos solamente. (cuadro 4)

Población Características Efectos del ejercicio
Efectos del ejercicio -alta prevalencia -cambios en la composición corporal
-promueve el hábito activo
-modifica positivamente pronóstico
Embarazadas -inactivas
-gran ganancia de peso
-menores ganancias de peso
-menores acúmulos de grasa
-menos peso postembarazo
Adultos mayores -aumento de grasa -aumento de masa magra
-reducción de masa grasa
-óptimo mantenimiento



Continúa

 
     
 
 
 
 

 
 
 
 
 
 




© Copyright. TodoFitness.com S.A
2000 Todos los derechos reservados