TODOFITNESS.COM Basset Sport Wear
       
Greenpeace


El triángulo del fitness


He estado pensando acerca de lo importante que es educar a nuestros alumnos en lo referente no sólo al movimiento, sino también a temas relacionados con su salud. El ejercicio realizado en forma controlada es una de las vías para que ellos puedan acceder a una vida saludable por un período más largo de
su vida.

A la vez les brinda una mayor libertad en cuanto a que luego son más libres en sus actividades diarias al tener la fuerza, la flexibilidad, la aptitud cardiovascular necesaria para desarrollar esas pequeñas tareas que la misma vida les demanda.

Si nosotros somos capaces de transmitir esto y ellos son capaces de llegar en algún momento a entenderlo, la batalla contra el sedentarismo y algunos factores de riesgo estaría casi ganada, no les parece? Entonces qué bueno que es que todos nos unamos en un esfuerzo en común, desde los dueños de los establecimientos para los que trabajamos, los coordinadores de área, los profes, los instructores de las salas de musculación, todos los que podemos acceder de alguna manera a esta población y comencemos una campaña de información y formación. Tal vez tu estés ya metido en ello. Seguro que de alguna manera tratas de darle buenos consejos a quienes se acercan a ti o participan de tus clases. Tal vez el lugar en el que trabajas ya tiene esta idea muy en claro y lucha permanentemente por introducirla en el medio…

En la búsqueda de ideas para escribir mi próximo artículo, me topé con una nota que me pareció interesante, relacionada con lo que a nosotros nos compete y que realmente puede ayudarnos a organizar nuestras propuestas. No es nada nuevo. Tal vez ya hayas leído u oído hablar acerca de esto. Simplemente a veces es bueno recordar viejos conceptos, o darles un formato un poco más actual… Quién ha escrito originalmente acerca de este tema es una conocida profesional de la industria del fitness de U.S.A., llamada Pam Germain.

Mi idea es hacer un breve resumen de los contenidos de su nota y luego analizar de qué manera este concepto puede ser utilizado en nuestro medio, qué ideas pueden llegar a aportarnos.
Esta profesional nos pide que visualicemos al fitness como un triángulo cuyos lados son iguales. Eso implica que todos sus lados tienen la misma importancia.
En la base del triángulo vamos a encontrar la aptitud cardiovascular. Recordemos que el corazón es el músculo más activo del cuerpo. Lo necesitamos hasta para cuando estamos en reposo. El tipo de ejercicio que mejor estimula al corazón es el ¨aeróbico¨ y para cumplir con este requisito podemos elegir la actividad que se identifique dentro de esta categoría y que esté más de acuerdo con nuestros gustos. Como ejemplo de actividades aeróbicas individuales o grupales podemos citar: caminar, correr, hacer ciclismo, skating, dentro o fuera del gimnasio, o cualquier actividad que pueda ser realizada por un cierto período de tiempo (alrededor de un mínimo de 20 minutos)

En nuestro caso, nosotros como profes podemos ofrecer diferentes tipos de clases grupales que se relacionan con lo mencionado anteriormente y entrarían dentro de la categoría de clases de aeróbics, step y clases de estilo o programas especiales pero que tienen como objetivo el estímulo cardiovascular (hip hop, latino dance, aero box, etc)

Nosotros debemos alentar a nuestros alumnos y a toda la gente con la que interactuamos a lo largo del día, para que realicen una actividad que estimule su corazón y que a la vez esté de acuerdo con sus gustos y con lo que más les divierte. Hay quienes se enganchan y encuentran motivación desde lo social al desarrollar esa famosa relación profesor-alumno y están los que gustan de trabajar solos o en pequeños grupos, o bajo la supervisión de un entrenador. También hay quienes gustan de las actividades desarrolladas dentro del gimnasio o del club y los que gustan de las actividades al aire libre. Cada uno debe encontrar la actividad que más esté de acuerdo con sus gustos de modo tal que las posibilidades de abandonarla sean mínimas.
El segundo lado del triángulo es la Fuerza; otra importante cualidad que debe ser estimulada. El entrenamiento de la fuerza y la resistencia muscular produce múltiples beneficios.

Músculos fuertes permiten realizar más fácilmente y con más energía las actividades de la vida diaria. Músculos debidamente estimulados nos permiten sentirnos más independientes, sobre todo tratándose de personas mayores. El entrenamiento de la fuerza ayuda a combatir la osteoporosis, a mejorar la postura, la conciencia corporal y es una de las llaves para el cambio de la composición corporal así como una de las vías hacia una vida saludable. Recordemos que en nuestras clases grupales por lo general estimularemos sólo la resistencia muscular y en algunos casos la fuerza resistencia. Dependerá de los conocimientos del profesor en esta materia, de sus recursos y de su conocimiento del grupo, el que pueda llegar en algún momento y a través de una cuidadosa planificación de la clase, a estimular la fuerza de sus alumnos (tarea nada fácil en una clase grupal). Entonces, podría desafiarlos para que, luego de determinado período de tiempo, ellos agreguen sesiones en la sala de musculación a sus clases normales.

El tercer lado del triángulo es la Flexibilidad. Éste es probablemente la parte menos tenida en cuenta tanto por alumnos como por profesores.
Como dijimos anteriormente, la Flexibilidad es tan importante como las otras caras del triángulo. Es más, el estímulo de la Flexibilidad influye de alguna manera en el desarrollo de la Fuerza, permite desarrollar una mayor libertad en los movimientos y mayor habilidad en el cambio de dirección, que se realizan más fácilmente. La postura también se ve totalmente beneficiada, ya que se relajan músculos que están tensionados y eso produce mayor libertad en el movimiento y mayor conciencia del cuerpo.

Si tú eres dueño de un gimnasio o coordinador de programas, y es la primer vez que escuchas o lees acerca de esta manera de poner en orden estas tres importantes capacidades motoras, sería bueno que adoptes la idea del triángulo del fitness para diagramar el programa de actividades de tu establecimiento. Podrías trabajar en equipo con tus profesores para que puedan ponerlo en práctica a través de la planificación en conjunto de las actividades, tanto en las clases grupales como en el área del entrenamiento personalizado. También podrías dar a conocer la imagen del triángulo del fitness y su significado a tus clientes e instruirlos acerca de la importancia de que ellos mismos busquen equilibrar los tres lados del triángulo, adaptando horarios de clases y actividades para poder lograr ese objetivo.

Si tu eres profe, estoy segura de que ya estás interiorizado en este tema y tus planificaciones están relacionadas con el estímulo de las tres áreas a las que hicimos referencia. Tal vez no las hayas puesto juntas en la imagen de un triángulo. De todas maneras no está de más recordar que para ofrecer un balanceado triángulo del fitness tenemos dos caminos.
Uno de ellos es organizando todas las clases que ofrecemos en la semana, en el mismo lugar, de modo tal que haya un balance semanal entre las clases que ponen el foco en el estímulo cardiovascular (clase de hi-lo,step,otras), o el trabajo muscular (localizada, body pump, etc), o la flexibilidad (clase de stretching, pilates, flexible strength, etc).

El otro camino es buscar el balance dentro de la misma clase y organizar la clase para que los tres lados del triángulo tengan su protagonismo, sobre todo para las personas que no pueden asistir todos los días al gimnasio, o no pueden tomar dos clases seguidas, fundamentalmente por falta de tiempo. Esto depende de ti y de tu conocimiento del tipo de gente que va al gimnasio y a las clases, sus gustos, el tiempo del que disponen y la importancia que le dan en su vida a la actividad física. Eres tú el que decide por uno o ambos de los caminos a adoptar.

Otro camino alternativo es formar teams, grupos de trabajo, compartiendo el mismo horario en diferentes días de la semana y poniéndose de acuerdo con tigo o tus compañeros de trabajo en tratar de balancear la propuesta de clases dentro del mismo horario. Éste es un concepto muy maduro y evolucionado, no te parece? Lo puedes lograr también con la participación y el concejo de tu coordinador de área.

El triángulo del fitness como concepto es realmente bueno, pero en la realidad termina siendo algo demasiado perfecto. Tengamos cuidado al tratar de ponerlo en práctica. Tomémoslo como un proceso educativo que puede llegar a llevar su tiempo y que debe ser considerado como nuestro último fin. En el camino podemos llegar a encontrar mucha resistencia en aquellos alumnos que odian alguna de las actividades que proponemos en la búsqueda de que los tres lados revistan la misma importancia. De a poco debemos informarlos y formarlos acerca de la importancia de todo esto, sin volvernos locos o forzarlos de entrada para que cumplan con lo que nosotros queremos ¨por su bien¨.
De alguna manera debemos respetar sus gustos y tendencias individuales y no frustrarnos si al comienzo y por un largo período el famoso triángulo resulta que tiene tus lados completamente desiguales. Nosotros tenemos el poder de hacer que ese proceso educativo finalmente sea medianamente exitoso. Podemos proponernos pequeños pasitos. Por ejemplo, conseguir que ninguno de nuestros alumnos pase por alto el estiramiento final de nuestras clases…nosotros tampoco.

De todas maneras, los clientes del gimnasio apreciarán estos esfuerzos y se darán cuenta de que realmente el foco está puesto en ellos, en brindarles siempre un mejor servicio, en mantenerlos informados y cuidarlos y llevarlos siempre de la mano hacia un mejor vivir.
Ésta es una de las formas de comenzar a profesionalizar nuestro maltratado medio de vida, no te parece?

CLARITA CABANAS.




© Copyright. TodoFitness.com S.A
2000 Todos los derechos reservados